ESTA PAGINA ES UNA HERRAMIENTA DE AYUDA PARA TODOS LOS HERMANOS EN SU ESTUDIO PERSONAL. NO QUEREMOS HACER SU ESTUDIO, SINO FACILITARLE LA BÚSQUEDA DE LOS MATERIALES Y DE ALGUNA INFORMACIÓN QUE SERA CONSIDERADA EN SU PRÓXIMA REUNIÓN.


domingo, 13 de abril de 2014

SEMANA DEL 14 DE ABRIL

CÁNTICO 114
 EL LIBRO DE DIOS ES UN TESORO

ESTUDIO BÍBLICO DE
CONGREGACIÓN.
(cl. cap. 5 parrs. 18-21 y recuadro pág. 55)

 Lecciones que aprendemos del poder creador de Jehová

18, 19. ¿Cuánta diversidad existe entre los seres que ha creado Jehová en nuestro planeta, y qué nos enseña la creación sobre Su soberanía?

18 ¿Qué nos enseña el uso que da Jehová a su poder creador? La diversidad que manifiesta la naturaleza nos llena de asombro. Un salmista exclamó: “¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! [...] La tierra está llena de tus producciones” (Salmo 104:24). ¡Qué gran verdad! La biología ha catalogado más de un millón de especies que pueblan el mundo, aunque hay opiniones de que pudieran ser diez millones, treinta millones o incluso más. A diferencia del hombre, cuya capacidad artística e imaginativa sufre bloqueos temporales, Jehová posee una creatividad —la facultad de inventar y crear cosas nuevas muy diversas— claramente inagotable.

(Salmo 104:24) ¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! Con sabiduría las has hecho todas. La tierra está llena de tus producciones.

19 Al examinar qué uso le da Jehová a su poder creador, aprendemos una lección sobre su soberanía. La designación “Creador” lo distingue de cuanto existe en el universo, todo lo cual es “creación” suya. Ni siquiera el Hijo unigénito de Jehová, quien actuó como “obrero maestro” durante la creación, recibe nunca en las Escrituras el título de Creador o Cocreador (Proverbios 8:30; Mateo 19:4). Más bien,  es “el primogénito de toda la creación” (Colosenses 1:15). La posición que ocupa Jehová como Creador le otorga el derecho intrínseco a ejercer en exclusiva su poder soberano en todo el universo (Romanos 1:20; Revelación [Apocalipsis] 4:11).

(Proverbios 8:30) entonces llegué a estar a su lado como un obrero maestro, y llegué a ser aquella con quien él estuvo especialmente encariñado día a día, y estuve alegre delante de él todo el tiempo,

(Mateo 19:4) En respuesta, él dijo: “¿No leyeron que el que los creó desde [el] principio los hizo macho y hembra

(Colosenses 1:15) Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación;

(Romanos 1:20) Porque las [cualidades] invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder sempiterno y Divinidad, de modo que ellos son inexcusables;

(Revelación 4:11) “Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas”.

20. ¿En qué sentido ha descansado Jehová desde que terminó su creación terrestre?

20 ¿Ha dejado Jehová de ejercer su poder creador? Pues bien, la Biblia señala que cuando terminó sus labores del sexto día de la creación, “procedió a descansar en el día séptimo de toda su obra que había hecho” (Génesis 2:2). El apóstol Pablo indicó que el séptimo “día” se extiende a lo largo de milenios, pues aún se hallaba en curso en sus tiempos (Hebreos 4:3-6). Pero ¿implica el verbo “descansar” que Jehová dejara por completo de realizar labor alguna? No, pues él no deja nunca de trabajar (Salmo 92:4; Juan 5:17). Por tanto, el citado descanso debe referirse al cese de las labores de creación material que tenían lugar en la Tierra. Sin embargo, ha continuado sin interrupción la obra divina de cumplir Sus propósitos, lo que incluye inspirar las Santas Escrituras e incluso producir “una nueva creación”, como veremos en el capítulo 19 (2 Corintios 5:17).

(Génesis 2:2) Y para el día séptimo Dios vio terminada su obra que había hecho, y procedió a descansar en el día séptimo de toda su obra que había hecho.
(Hebreos 4:3-6) Porque nosotros los que hemos ejercido fe sí entramos en el descanso, tal como él ha dicho: “De modo que juré en mi cólera: ‘No entrarán en mi descanso’”, aunque las obras de él habían sido terminadas desde la fundación del mundo. 4 Porque en un lugar él ha dicho del séptimo día como sigue: “Y Dios descansó en el séptimo día de todas sus obras”, 5 y otra vez en este lugar: “No entrarán en mi descanso”. 6 Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se declararon las buenas nuevas no entraron a causa de desobediencia,

(Salmo 92:4) Porque me has regocijado, oh Jehová, a causa de tu actividad; a causa de las obras de tus manos clamo gozosamente.
(Juan 5:17) Pero él les contestó: “Mi Padre ha seguido trabajando hasta ahora, y yo sigo trabajando”.
(2 Corintios 5:17) Por consiguiente, si alguien está en unión con Cristo, es una nueva creación; las cosas viejas pasaron, ¡miren!, cosas nuevas han llegado a existir.
21. ¿Cómo influirá eternamente el poder creador de Jehová en los seres humanos fieles?

21 Cuando termine su día de descanso, Jehová tendrá razón para señalar que todo lo que ha realizado en la Tierra es “muy bueno”, tal como hizo al final de los seis días creativos (Génesis 1:31). Queda por ver el uso que decida dar después a su infinito poder creador, que en cualquier caso estamos seguros de que nos seguirá fascinando. La creación continuará enseñándonos lecciones sobre Jehová por toda la eternidad (Eclesiastés 3:11). Y cuanto más aprendamos acerca de nuestro Gran Creador, tanto mayor será el temor reverencial que le tendremos y tanto más cerca nos sentiremos de él.

(Génesis 1:31) Después de eso vio Dios todo lo que había hecho y, ¡mire!, [era] muy bueno. Y llegó a haber tarde y llegó a haber mañana, un día sexto.

(Eclesiastés 3:11) Todo lo ha hecho bello a su tiempo. Aun el tiempo indefinido ha puesto en el corazón de ellos, para que la humanidad nunca descubra la obra que el Dios [verdadero] ha hecho desde el comienzo hasta el fin.

Preguntas para meditar

1.  Salmo 8:3-9 ¿Qué lección de humildad nos da la creación?

(Salmo 8:3-9) Cuando veo tus cielos, las obras de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has preparado,  4 ¿qué es el hombre mortal para que lo tengas presente, y el hijo del hombre terrestre para que cuides de él?  5 También procediste a hacerlo un poco menor que los que tienen parecido a Dios, y con gloria y esplendor entonces lo coronaste.  6 Lo haces dominar sobre las obras de tus manos; todo lo has puesto debajo de sus pies:  7 ganado menor y bueyes, todos ellos, y también las bestias del campo abierto,  8 los pájaros del cielo y los peces del mar, todo cuanto pasa por las sendas de los mares.  9 Oh Jehová Señor nuestro, ¡cuán majestuoso es tu nombre en toda la tierra!

2. Salmo 19:1-6 ¿A qué nos debe incitar el poder creador de Jehová, y por qué razón?

(Salmo 19:1-6) Los cielos están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando.  2 Un día tras otro día hace salir burbujeando el habla, y una noche tras otra noche manifiesta conocimiento.  3 No hay habla, y no hay palabras; no está oyéndose ninguna voz de parte de ellos.  4 Por toda la tierra ha salido el cordel de medir de ellos, y hasta la extremidad de la tierra productiva sus expresiones. En ellos él ha establecido una tienda para el sol,  5 y este es como un novio cuando sale de su cámara nupcial; se alboroza, como lo hace un hombre poderoso, de correr en una senda.  6 De una extremidad de los cielos es la salida de este, y su circuito [terminado] alcanza hasta las [otras] extremidades de ellos; y nada hay que se oculte de su calor.

3. Mateo 6:25-34 ¿Cómo nos ayuda a combatir la ansiedad y a fijar las prioridades meditar en el poder creador de Jehová?

(Mateo 6:25-34) ”Por esto les digo: Dejen de inquietarse respecto a su alma en cuanto a qué comerán o qué beberán, o respecto a su cuerpo en cuanto a qué se pondrán. ¿No significa más el alma que el alimento, y el cuerpo que la ropa? 26 Observen atentamente las aves del cielo, porque ellas no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; no obstante, su Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes más que ellas? 27 ¿Quién de ustedes, por medio de inquietarse, puede añadir un codo a la duración de su vida? 28 También, en cuanto al asunto de ropa, ¿por qué se inquietan? Aprendan una lección de los lirios del campo, cómo crecen; no se afanan, ni hilan; 29 pero les digo que ni siquiera Salomón en toda su gloria se vistió como uno de estos. 30 Pues bien, si Dios viste así a la vegetación del campo, que hoy está aquí y mañana se echa al horno, ¿no los vestirá a ustedes con mucha más razón, hombres de poca fe? 31 Por eso, nunca se inquieten y digan: ‘¿Qué hemos de comer?’, o ‘¿qué hemos de beber?’, o ‘¿qué hemos de ponernos?’. 32 Porque todas estas son las cosas en pos de las cuales las naciones van con empeño. Pues su Padre celestial sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. 33 ”Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de [Dios], y todas estas [otras] cosas les serán añadidas. 34 Por lo tanto, nunca se inquieten acerca del día siguiente, porque el día siguiente tendrá sus propias inquietudes. Suficiente para cada día es su propia maldad.

4. Hechos 17:22-31 ¿Cómo nos enseña el uso que da Dios al poder creador que la idolatría está mal y que él está cerca de nosotros?
(Hechos 17:22-31) Pablo entonces se puso de pie en medio del Areópago y dijo: “Varones de Atenas, contemplo que en todas las cosas ustedes parecen estar más entregados que otros al temor a las deidades. 23 Por ejemplo, al ir pasando y observando cuidadosamente sus objetos de veneración, también hallé un altar sobre el cual se había inscrito: ‘A un Dios Desconocido’. Por lo tanto, aquello a lo que ustedes sin conocerlo dan devoción piadosa, esto les estoy publicando. 24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas [que hay] en él, siendo, como es Este, Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos de manos, 25 ni es atendido por manos humanas como si necesitara algo, porque él mismo da a toda [persona] vida y aliento y todas las cosas. 26 E hizo de un solo [hombre] toda nación de hombres, para que moren sobre la entera superficie de la tierra, y decretó los tiempos señalados y los límites fijos de la morada de [los hombres], 27 para que busquen a Dios, por si buscaban a tientas y verdaderamente lo hallaban, aunque, de hecho, no está muy lejos de cada uno de nosotros. 28 Porque por él tenemos vida y nos movemos y existimos, aun como ciertos poetas de entre ustedes han dicho: ‘Porque también somos linaje de él’. 29 ”Visto, pues, que somos linaje de Dios, no debemos imaginarnos que el Ser Divino sea semejante a oro, o plata, o piedra, semejante a algo esculpido por el arte e ingenio del hombre. 30 Cierto, Dios ha pasado por alto los tiempos de tal ignorancia; sin embargo, ahora está diciéndole a la humanidad que todos en todas partes se arrepientan. 31 Porque ha fijado un día en que se propone juzgar la tierra habitada con justicia por un varón a quien ha nombrado, y ha proporcionado a todos los hombres una garantía con haberlo resucitado de entre los muertos”.

==========
ESCUELA DEL MINISTERIO
TEOCRATICO
(PUNTOS SOBRESALIENTES)
ÉXODO 11 – 14 =

*** w04 15/3 págs. 25-26 Puntos sobresalientes del libro de Éxodo ***
12:29. ¿A quiénes se incluyó entre los primogénitos? Solo a los varones (Números 3:40-51). Faraón mismo era primogénito, pero no se le dio muerte, pues él tenía su propia familia. No fueron los cabezas de familia, sino los hijos primogénitos quienes murieron como resultado de la décima plaga.
12:40. ¿Cuánto tiempo moraron los israelitas en la tierra de Egipto? Los cuatrocientos treinta años mencionados aquí incluyen el tiempo que los hijos de Israel pasaron “en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán” (Biblia con referencias, nota). Abrahán tenía 75 años cuando cruzó el río Éufrates en 1943 a.E.C., rumbo a Canaán (Génesis 12:4). Desde entonces hasta que Jacob entró en Egipto, a la edad de 130, pasaron doscientos quince años (Génesis 21:5; 25:26; 47:9). Esto significa que los israelitas pasaron otros doscientos quince años en Egipto.
11:2; 12:36. Jehová bendice a su pueblo. Parece que se estaba asegurando de que a los israelitas se les recompensara por su trabajo en Egipto. Habían entrado en esa tierra como un pueblo libre, no como prisioneros de guerra sometidos a esclavitud.
14:30. Podemos confiar en que Jehová salvará a sus siervos durante la venidera “gran tribulación” (Mateo 24:20-22; Revelación [Apocalipsis] 7:9, 14).
Aunque los israelitas vieron cómo Jehová, con su gran poder los libró de Egipto,
¿qué mostraron después? ¿Qué lección podemos aprender de eso? (Éxodo 14:30,31.)
[14 de Abril., w12  15/3 págs. 26,27  párrs.8-10.]
w12 15/3 págs. 26-27 párrs. 8-10 No mire “a las cosas que deja atrás”
8 ¡Qué inmensa alegría debieron de sentir al ser liberados de su esclavitud! Pensemos en todas las manifestaciones del poder de Jehová de que fueron testigos. Para empezar, habían visto cómo Jehová empleó su poder de forma espectacular y envió diez plagas contra el altivo faraón y su pueblo (léase Éxodo 6:1, 6, 7). En segundo lugar, los egipcios no solo los dejaron salir de Egipto, sino que se lo rogaron, y hasta les entregaron una gran cantidad de oro y plata. Tanto es así que la Biblia afirma que los israelitas “despojaron a los egipcios” de muchas de sus riquezas (Éxo. 12:33-36). Finalmente, tuvieron la alegría de presenciar el fin del faraón y sus soldados en el mar Rojo (Éxo. 14:30, 31). Sin duda, ser testigos presenciales de aquellos emocionantes sucesos fortaleció mucho su fe.
9 Por eso es tan sorprendente que, poco después de su milagrosa liberación, los israelitas comenzaran a murmurar. ¿De qué? ¡De la comida! Descontentos con lo que Jehová les proporcionaba, exclamaron en son de queja: “¡Cómo nos acordamos del pescado que comíamos de balde en Egipto, de los pepinos y las sandías y los puerros y las cebollas y el ajo! Pero ahora nuestra alma se halla seca. Nuestros ojos no se posan en cosa alguna sino en el maná” (Núm. 11:5, 6). Se habían vuelto tan miopes que pretendían volver al mismo lugar donde antes habían sido esclavos (Núm. 14:2-4). Su obsesión por las cosas que habían dejado atrás los llevó a perder la aprobación de Jehová (Núm. 11:10).
10 ¿Qué nos enseña todo esto? Cuando afrontamos problemas, no debemos idealizar el pasado pensando que la vida que llevábamos, incluso antes de conocer la verdad, era mejor. Claro, no hay nada de malo en que meditemos en nuestros actos para aprender de ellos o que reflexionemos con cariño en los buenos recuerdos. Pero es importante que mantengamos una perspectiva realista. Si perdiéramos el equilibrio, podríamos llegar a sentirnos tan descontentos con nuestras circunstancias que deseáramos volver a nuestra vida anterior (léase 2 Pedro 2:20-22).
w07 1/1 pág. 20 párr. 4 “Serán ustedes completamente dichosos”
4 Jesús murió el 14 de nisán del año 33 de nuestra era. Precisamente en esa fecha tenía lugar la gozosa celebración anual de la Pascua en Israel. Ese día, las familias comían un cordero sin defectos, lo que les traía a la memoria la sangre del cordero que preservó a los primogénitos israelitas cuando el ángel de la muerte exterminó a los primogénitos de Egipto el 14 de nisán de 1513 antes de nuestra era (Éxodo 12:1-14). El cordero pascual fue un símbolo de Jesús, de quien el apóstol Pablo dijo: “Cristo nuestra pascua ha sido sacrificado” (1 Corintios 5:7). Al igual que la sangre de aquel cordero, la sangre de Jesús salva a muchas personas (Juan 3:16, 36).
w12 1/3 pág. 16 ¿Cómo debe conmemorarse la muerte de Jesús?
Jesús murió durante la Pascua judía, el día 14 de nisán. Los días judíos comienzan tras la puesta del Sol. La noche del 14 de nisán, Jesús comió la cena de Pascua con sus apóstoles. Después instituyó una nueva celebración: una cena para recordar su muerte. (Lea Lucas 22:14, 15.)
Los siervos de Dios de hoy conmemoran la muerte de Jesús, que es el medio que Dios suministró para librar a toda la humanidad del pecado y la muerte (Éxodo 12:5-7, 13, 17). Tal como la Pascua judía era una celebración anual, la Conmemoración de la muerte de Jesús se celebra una vez al año tras la puesta del Sol, el 14 de nisán según el calendario lunar bíblico. (Lea Juan 1:29.)
w13 15/12 pág. 23 párr. 6 “Sigan haciendo esto en memoria de mí”
6 El apóstol Mateo, que estaba presente, escribió más tarde: “Jesús tomó un pan y, después de decir una bendición, lo partió y, dándolo a los discípulos, dijo: ‘Tomen, coman’” (Mat. 26:26). Aquel era pan sin fermentar, tal y como se usaba para la Pascua (Éx. 12:8; Deut. 16:3). Estaba hecho de harina de trigo y agua, sin levadura ni condimentos añadidos, como la sal. Puesto que no tenía levadura, sería un pan plano, seco y quebradizo, fácil de partir. Hoy día, los ancianos de la congregación quizás le pidan con antelación a alguien que haga ese pan de harina de trigo (preferiblemente integral) y agua, cocinado en un recipiente ligeramente aceitado. (Si no se puede obtener harina de trigo, puede hacerse de harina de arroz, cebada, maíz o algún otro grano.) O puede utilizarse la matzá, un pan sin fermentar que preparan los judíos, siempre que no contenga malta, huevos ni cebolla.
w03 15/2 pág. 14 párr. 10 ¿Por qué debemos observar la Cena del Señor?
10 ¿Debería conmemorarse la muerte de Jesús todos los meses, todas las semanas o incluso todos los días? No. Jesús instituyó la Cena del Señor y murió el día de la Pascua, que se celebraba en “memoria” de la liberación de Israel del cautiverio egipcio en 1513 a.E.C. (Éxodo 12:14). La Pascua tenía lugar solo una vez al año, el día decimocuarto del mes judío de Nisán (Éxodo 12:1-6; Levítico 23:5). Este hecho indica que la muerte de Jesús debía conmemorarse con la misma periodicidad que la Pascua: una vez al año, y no mensual, semanal ni diariamente.
w90 1/5 pág. 20 párr. 13 Su opinión sobre el alma tiene efecto en su vida
13 En la Biblia se usa la palabra “alma” de muchas otras maneras. Génesis 9:5 dice: “Su sangre de sus almas la reclamaré”. Aquí se señala que el alma tiene sangre. Éxodo 12:16 dice: “Solo lo que cada alma necesite comer, solo eso puede hacerse para ustedes”. En este caso se indica que el alma come. Deuteronomio 24:7 habla de un hombre que ‘secuestre a un alma de sus hermanos’. Obviamente no se secuestraba a un alma inmortal. Salmo 119:28 dice: “Mi alma se ha desvelado de desconsuelo”. Así que el alma hasta puede perder el sueño. La Biblia muestra también que el alma es mortal. Muere. “Esa alma tiene que ser cortada de su pueblo.” (Levítico 7:20.) “No podrá venir hacia ninguna alma muerta.” (Números 6:6.) “Nuestras almas han de morir.” (Josué 2:14.) “Cualquier alma que no escuche a ese Profeta será completamente destruida.” (Hechos 3:23.) “Toda alma viviente murió.” (Revelación 16:3.)
w07 15/2 pág. 25 párr. 9 “Hijos, sean obedientes a sus padres”
9 ¿Por qué te parece que, a tan temprana edad, Jesús podía dejar asombrados con su conocimiento de las Escrituras a maestros de experiencia? Entre otras cosas, porque contaba con la bendición de tener unos padres temerosos de Dios que desde niño le impartieron la enseñanza divina (Éxodo 12:24-27; Deuteronomio 6:6-9; Mateo 1:18-20). Además, podemos tener la seguridad de que José llevaba a Jesús a la sinagoga para que escuchara mientras se leían y comentaban las Escrituras. ¿Tienes tú la bendición de que tus padres se sienten contigo a estudiar la Biblia y te lleven a las reuniones de la congregación? ¿Valoras sus esfuerzos, tal como Jesús valoró los de sus padres? ¿Hablas a otras personas de lo que aprendes, igual que hizo Jesús?
w13 15/12 pág. 20 párrs. 12-13 “Tiene que servirles de memoria”
12 Pero regresemos a los sucesos que tuvieron lugar en Egipto. Moisés dijo que el pueblo de Dios debía celebrar la Pascua “hasta tiempo indefinido”. En esa celebración anual, los hijos harían preguntas sobre qué significaba aquello (lea Éxodo 12:24-27; Deut. 6:20-23). Por consiguiente, la Pascua podría “servirles de memoria” incluso a los niños (Éx. 12:14).
13 Las nuevas generaciones aprenderían importantes lecciones, que se transmitirían de padres a hijos. Una de ellas sería que Jehová protege a sus siervos. Los niños aprenderían que no es un Dios abstracto y lejano, sino vivo y real, que se interesa por su pueblo e interviene en su favor, como lo demostró al mantener con vida a los primogénitos israelitas “cuando plagó a los egipcios”.
w92 15/4 pág. 8 párr. 7 Sea ciudadano o extranjero, ¡Dios lo recibe con gusto!
7 Aun mientras la Ley estaba en vigor y Dios consideraba a Israel como un pueblo especial, él mostró misericordia a no israelitas. Su buena disposición a obrar así se había manifestado cuando Israel salió del cautiverio egipcio hacia su propia tierra. “También subió con ellos una vasta compañía mixta.” (Éxodo 12:38.) El profesor C. F. Keil identifica a esa compañía como “una multitud de extranjeros [...] una mezcla, o muchedumbre de personas de diferentes naciones”. (Levítico 24:10; Números 11:4.) Es probable que muchos de ellos fueran egipcios que aceptaron al Dios verdadero.
w13 15/12 pág. 21 párr. 19 “Tiene que servirles de memoria”
19 Los israelitas no debían quebrarle ningún hueso al cordero pascual (Éx. 12:46; Núm. 9:11, 12). ¿Qué tiene que ver esto con Jesús, “el Cordero de Dios”, que vino a dar su vida para rescatarnos? (Juan 1:29.) Él fue colgado en un madero con un criminal a cada lado. Los judíos le pidieron a Pilato que a los tres se les rompieran las piernas para acelerar su muerte y evitar que estuvieran colgados hasta el día 15 de nisán, que era un sábado por partida doble. Los soldados se lo hicieron a los dos criminales, “pero al venir a Jesús, como vieron que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas” (Juan 19:31-34). Eso se correspondió con lo que se hacía con el cordero pascual; así que, en ese sentido, aquel cordero fue “una sombra” de las cosas que iban a ocurrir el 14 de nisán del año 33 (Heb. 10:1). Además, aquellos sucesos cumplieron las palabras de Salmo 34:20, lo cual fortalece nuestra confianza en las profecías bíblicas.
w91 15/10 pág. 20 párrs. 21-22 ¡Vístase de apacibilidad!
21 Uno no debe vestirse de la apacibilidad cristiana solo para impresionar a los que no pertenecen a la organización de Jehová. Esta cualidad también es esencial en las relaciones entre los que componemos el pueblo de Dios. (Colosenses 3:12-14; 1 Pedro 4:8.) Las congregaciones se edifican espiritualmente cuando los ancianos y siervos ministeriales de genio apacible colaboran armoniosamente. El despliegue de apacibilidad y otras cualidades piadosas es importante para cada uno de nosotros los del pueblo de Jehová porque hay “una sola ley” para todos. (Éxodo 12:49; Levítico 24:22.)
22 La apacibilidad contribuye a la paz y la felicidad del pueblo de Dios. Por lo tanto, debe ser parte del tejido de cualidades que componen la prenda de vestir que lleva puesta todo cristiano en el hogar, en la congregación y en otros lugares. Sí; todo siervo de Jehová tiene que vestirse de apacibilidad.
w99 1/7 pág. 13 párr. 1 Estudiemos regularmente la Palabra de Dios en familia
EN EL pasado Jehová Dios recordó con frecuencia a los cabezas de familia la responsabilidad que tenían de enseñar a sus hijos. Tal enseñanza no solo los prepararía para esta vida, sino también para la vida futura. Un ángel que habló en nombre de Dios señaló a Abrahán su responsabilidad de enseñar a su casa a fin de que esta ‘guardara el camino de Jehová’ (Génesis 18:19). A los padres israelitas se les mandó que explicaran a sus hijos cómo Dios había liberado a Israel de Egipto y le había dado su Ley en el monte Sinaí, situado en Horeb (Éxodo 13:8, 9; Deuteronomio 4:9, 10; 11:18-21). A los cabezas de familia cristianos se les exhorta a criar a sus hijos “en la disciplina y regulación mental de Jehová” (Efesios 6:4). Incluso si solo uno de los padres sirve a Jehová, debe hacer cuanto pueda por enseñar los caminos de Dios a sus hijos (2 Timoteo 1:5; 3:14, 15).
w92 1/11 pág. 12 párr. 9 La educación en tiempos bíblicos
9 La educación en Israel no se limitaba a aprender a leer y escribir. Una de las materias importantes que se enseñaba era la historia. La enseñanza acerca de las obras maravillosas de Jehová a favor de su pueblo era una parte fundamental del programa de estudios. Estos hechos históricos tenían que enseñarse de generación en generación. (Deuteronomio 4:9, 10; Salmo 78:1-7.) La celebración de las fiestas anuales era una buena oportunidad para que el cabeza de familia enseñara a sus hijos. (Éxodo 13:14; Levítico 23:37-43.) A este respecto The International Standard Bible Encyclopedia dice: “Mediante la instrucción del padre en el hogar y sus explicaciones sobre el significado de las fiestas, los niños hebreos aprendían cómo Dios se había manifestado a sus antepasados, cómo deberían vivir en el presente y cuáles eran las promesas divinas respecto al futuro de Su pueblo”.
w90 15/9 págs. 16-17 párr. 5 ¡Bendiga el santo nombre de Jehová!
5 Nosotros tenemos que dar a conocer a los hijos de los hombres los “actos poderosos” de Jehová, tal como los israelitas hablaban con sus hijos de cómo Dios los había liberado de la esclavitud en Egipto. (Éxodo 13:14-16.) Los hombres edifican monumentos a humanos cuyos hechos consideran notables, pero ¿cuántos de ellos conocen los actos poderosos de Dios? Es como lo expresó un erudito: “Inscriben los hechos de sus héroes en bronce, pero los gloriosos actos de Jehová los escriben sobre la arena, y la marea del tiempo los borra de su memoria actual”. Esos actos en realidad no se borran, aunque muchísimas personas no saben de ellos. Por eso, en nuestra obra de casa en casa, al conducir estudios bíblicos en los hogares de la gente, y en otras ocasiones, hablemos celosamente de los actos poderosos de Dios.
w07 15/12 pág. 19 párr. 15 “Estén firmes y vean la salvación de Jehová”
15 ¿Qué más aprendemos del éxodo de Israel? Que debemos obedecer a Jehová sin importar lo que nos pida. Los israelitas obedecieron sus instrucciones preparando todos los detalles para la Pascua y quedándose dentro de sus casas la noche del 14 de nisán. Y cuando por fin salieron de Egipto, lo hicieron “en orden de batalla” (Éxodo 13:18). De igual manera, hoy es de suma importancia que sigamos las instrucciones que recibimos mediante “el esclavo fiel y discreto” (Mateo 24:45). Tenemos que prestar mucha atención a la “palabra” de Dios que oímos detrás de nosotros: “‘Este es el camino. Anden en él’, en caso de que ustedes se fueran a la derecha o en caso de que se fueran a la izquierda” (Isaías 30:21). Conforme nos acercamos a la gran tribulación, es muy posible que recibamos algunas instrucciones concretas. Solo tendremos un viaje seguro a través de esos días de angustia si avanzamos al mismo paso que los demás siervos leales de Jehová
w13 15/3 pág. 23 párr. 16 Jehová es nuestra morada
16 Los siervos de Jehová, en cambio, seguirán disfrutando de la seguridad de su “verdadera morada”, Jehová Dios. Se sentirán como el profeta Habacuc, quien dijo: “Me alborozaré en Jehová mismo; ciertamente estaré gozoso en el Dios de mi salvación” (Hab. 3:18). ¿De qué maneras será Jehová “una verdadera morada” durante ese turbulento período? Tendremos que esperar para verlo. Pero una cosa es cierta: lo mismo que los israelitas de la época del éxodo, la “gran muchedumbre” permanecerá organizada, constantemente alerta a las instrucciones divinas (Rev. 7:9; lea Éxodo 13:18). Esas instrucciones vendrán por un canal teocrático, probablemente la congregación. De hecho, parece que los miles y miles de congregaciones de todo el mundo están relacionadas con los “cuartos interiores” protectores predichos en Isaías 26:20 (léalo). ¿Valora usted las reuniones de la congregación? ¿Obedece sin vacilar las instrucciones que Jehová nos da mediante ella? (Heb. 13:17.)
w03 15/1 pág. 17 párr. 10 ¿Es fuerte su fe?
10 José, hijo de Jacob, llegó a ser por providencia divina el administrador de alimentos de Egipto. Pero su objetivo no era ser alguien importante en este mundo. Con fe en el cumplimiento de las promesas de Jehová, a la avanzada edad de 110 años les dijo a sus hermanos: “Estoy para morir; pero Dios sin falta dirigirá su atención a ustedes, y ciertamente los hará subir de esta tierra a la tierra acerca de la cual juró a Abrahán, a Isaac y a Jacob”. José pidió que lo enterraran en la tierra de la promesa. A su muerte, lo embalsamaron y lo pusieron en un ataúd en Egipto. Sin embargo, cuando los israelitas fueron liberados del cautiverio a esa nación, el profeta Moisés se llevó los huesos de José para sepultarlos en la Tierra Prometida (Génesis 50:22-26; Éxodo 13:19). Una fe como la de José debería impulsarnos a trazarnos metas mucho más elevadas que la de alcanzar prominencia en este mundo (1 Corintios 7:29-31).
w07 1/6 pág. 28 párr. 11 Los mayores: una bendición para los jóvenes
11 Entre los que se sintieron fortalecidos por la demostración de fe de José estuvo Moisés. A la edad de 80 años, él tuvo el privilegio de sacar aquellos huesos fuera de la tierra de Egipto (Éxodo 13:19). Para aquel tiempo conoció a Josué, un hombre mucho más joven que por los siguientes cuarenta años fue su servidor personal (Números 11:28). Josué lo acompañó al monte Sinaí y lo esperó hasta que descendió con las tablas del Testimonio (Éxodo 24:12-18; 32:15-17). ¡Qué gran caudal de buenos consejos y sabiduría debió hallar Josué en el anciano Moisés!
w93 1/4 pág. 17 párr. 13 ¿Quiénes siguen a “la luz del mundo”?
13 Podemos comparar la iluminación que ahora procede de Jehová con lo que sucedió cuando el pueblo de Dios de tiempos antiguos salió de Egipto: “Jehová iba delante de ellos durante el día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y durante la noche en una columna de fuego para darles luz, para ir de día y de noche”. (Éxodo 13:21, 22.) La nube durante el día y el fuego durante la noche eran guías fiables procedentes de Dios. Eran tan confiables como el Sol que Dios creó para proveernos las horas de luz diurna. De igual manera, podemos confiar en que Jehová seguirá alumbrando espiritualmente el camino de los que buscan la verdad en estos últimos días inicuos. Proverbios 4:18 nos asegura: “La senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda firmemente establecido”.
w03 1/5 págs. 14-15 párr. 4 ¿Dónde hallar verdadero consuelo?
4 Con objeto de fortalecer la confianza que tenemos en sus promesas, Dios ha dejado abundantes testimonios de que todo lo que predice se cumple (Josué 23:14). Así, ha incluido en la Biblia una crónica de sus intervenciones para liberar a sus siervos de dificultades cuya solución resultaba humanamente imposible (Éxodo 14:4-31; 2 Reyes 18:13–19:37). Además, ha demostrado mediante Jesucristo que se propone curar “toda suerte de dolencia” e incluso resucitar a los muertos (Mateo 9:35; 11:3-6). ¿Cuándo lo hará? Hallamos la respuesta bíblica en la descripción de Jesús sobre los últimos días de este viejo mundo, el cual precede a los nuevos cielos y nueva tierra que Dios introducirá. Dicha descripción coincide con nuestros tiempos (Mateo 24:3-14; 2 Timoteo 3:1-5).
w00 1/6 pág. 9 párr. 1 Mantengamos radiante nuestra “esperanza de la salvación”
LA ESPERANZA de salvarse puede ayudar a una persona a perseverar en las circunstancias más críticas. Un náufrago puede aguantar mucho más tiempo en el mar si sabe que la ayuda está en camino. De igual modo, por miles de años la esperanza de “la salvación de Jehová” ha sostenido a hombres y mujeres de fe en tiempos de prueba, y esa esperanza nunca los ha desilusionado (Éxodo 14:13; Salmo 3:8; Romanos 5:5; 9:33). El apóstol Pablo comparó “la esperanza de la salvación” al “yelmo” de la armadura espiritual del cristiano (1 Tesalonicenses 5:8; Efesios 6:17). En efecto, la confianza en la salvación divina nos protege las facultades mentales y nos ayuda a mantener la sensatez frente a la adversidad, la oposición y la tentación.
w07 15/12 pág. 19 párr. 14 “Estén firmes y vean la salvación de Jehová”
14 ¿Qué nos enseñan estos emocionantes sucesos? ¿Qué consuelo y esperanza nos dan? Aprendemos que Jehová está listo para ayudar a sus siervos a superar cualquier prueba y que puede resolver cualquier problema al que se enfrenten. Por ejemplo, hizo que el mar Rojo no fuera obstáculo para Israel cuando levantó aquel viento fuerte del este. Además, pudo hacer que sus aguas se convirtieran en la tumba de los ejércitos del faraón. Al pensar en ello, nos identificamos con el salmista que dijo: “Jehová está de mi parte; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre terrestre?” (Salmo 118:6). Asimismo, nos consuelan y animan las palabras de Pablo que se hallan en Romanos 8:31: “Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?”. ¡Cuánta confianza nos dan estos pasajes inspirados! En realidad, disipan todos los temores y dudas que podamos tener y nos llenan de esperanza. En vista de esto, es muy apropiado que el texto del año 2008 sea: “Estén firmes y vean la salvación de Jehová” (Éxodo 14:13).
w92 1/1 pág. 19 párr. 4 Tema a Jehová y glorifique su santo nombre
4 Cuando Israel salió del Egipto de Faraón, Moisés mostró claramente que solo temía a Jehová. Pronto los israelitas se vieron atrapados entre el mar Rojo y la poderosa maquinaria bélica de Egipto. ¿Qué podían hacer? “Moisés dijo al pueblo: ‘No tengan miedo. Estén firmes y vean la salvación de Jehová, que él ejecutará para ustedes hoy. Pues a los egipcios que ustedes realmente ven hoy, no los volverán a ver, no, nunca jamás. Jehová mismo peleará por ustedes, y ustedes mismos guardarán silencio’.” Jehová dividió milagrosamente las aguas. Los israelitas cruzaron por el lecho del mar. Entonces las aguas se desplomaron con gran estrépito. El ejército de Faraón fue aniquilado. Jehová salvó a aquella nación que temía a Dios, y a la vez ejecutó juicio sobre Egipto, que lo deshonraba. Hoy, de igual manera, mostrará su lealtad al librar del mundo de Satanás a Sus Testigos, quienes temen a Dios. (Éxodo 14:13, 14; Romanos 15:4.)
w07 15/12 pág. 20 párr. 17 “Estén firmes y vean la salvación de Jehová”
17 ¿Nos imaginamos la confianza que debían sentir los israelitas al recordar la columna de nube y fuego que los acompañaba día y noche? Era una señal evidente de que “el ángel del Dios verdadero” los estaba guiando (Éxodo 13:21, 22; 14:19). De igual modo, hoy podemos confiar en que Jehová está con su pueblo para guiarlo, protegerlo y liberarlo. Tenemos sobradas razones para confiar en esta promesa: “[Jehová] no dejará a los que le son leales. Hasta tiempo indefinido ciertamente serán guardados” (Salmo 37:28). Nunca olvidemos que a los siervos de Dios de hoy día también nos respaldan poderosas fuerzas angélicas. Con su apoyo, podemos ‘estar firmes y ver la salvación de Jehová’ (Éxodo 14:13).
w07 15/12 pág. 18 párr. 12 “Estén firmes y vean la salvación de Jehová”
12 En conformidad con las palabras de Moisés, Jehová mismo lucha por los israelitas. A partir de ese momento, fuerzas sobrenaturales asumen el control. Milagrosamente, el ángel de Jehová traslada a la retaguardia la columna de nube que los ha estado guiando. Mientras que a los egipcios los sume en la oscuridad, a los israelitas los alumbra (Éxodo 13:21, 22; 14:19, 20). Al mandato de Jehová, Moisés extiende la mano. El relato prosigue: “Jehová empezó a hacer que el mar se retirara por un fuerte viento del este durante toda la noche [...]. Por fin los hijos de Israel fueron por en medio del mar sobre tierra seca, mientras las aguas eran un muro para ellos a su derecha y a su izquierda”. Los perseguidores se lanzan tras ellos, pero Jehová está con su pueblo. Primero siembra la confusión en el campamento egipcio, y luego le dice a Moisés: “Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas se vuelvan sobre los egipcios, sus carros de guerra y sus soldados de caballería”. Cuando esto sucede, la destrucción es tan completa que ni un solo soldado queda con vida (Éxodo 14:21-28; Salmo 136:15).
w12 15/9 pág. 6 párr. 12 ¿Cómo llegará el fin de este mundo?
12 Las naciones se verán obligadas a reconocer que quien causa su aplastante derrota es Jehová mismo. Igual que los soldados egipcios que persiguieron a los israelitas en el mar Rojo, los ejércitos controlados por Satanás quizá exclamen desesperados: “Jehová ciertamente pelea por ellos” (Éx. 14:25). En efecto, las naciones sabrán quién es Jehová (léase Ezequiel 38:23). ¿Cuánto falta para que dé inicio esta cadena de acontecimientos?
w10 15/11 pág. 26 párr. 12 Jehová es nuestro Soberano
12 Dentro de poco, Jehová demostrará que es el legítimo Soberano. ¿Por qué estamos tan seguros? Para empezar, porque él no puede tolerar indefinidamente la maldad. Además, todo indica que vivimos en los últimos días. Y él ya ha eliminado a los malvados en otras ocasiones. Así lo hizo en el Diluvio, y al destruir a las ciudades de Sodoma y Gomorra y al faraón de Egipto y su ejército. Tampoco resistieron su brazo los soldados de Sísara ni los del emperador asirio Senaquerib (Gén. 7:1, 23; 19:24, 25; Éxo. 14:30, 31; Jue. 4:15, 16; 2 Rey. 19:35, 36). De modo que no nos cabe ninguna duda: Jehová no soportará por siempre la falta de respeto a su nombre ni los ataques contra sus Testigos. Y actuará pronto, pues está muy clara la señal de la presencia de Cristo y el fin de este malvado sistema (Mat. 24:3).
w01 1/12 pág. 16 párr. 7 Desarrollemos el corazón para temer a Jehová
7 El temor reverencial de Dios y la clara conciencia de su imponente poder preceden a la confianza en Él. Tal como un niño se encuentra protegido cerca de su padre, nosotros nos sentimos amparados y seguros, pues nos guía la mano divina. Observemos cómo reaccionaron los israelitas cuando él los sacó de Egipto: “Israel también alcanzó a ver la gran mano que Jehová puso en acción contra los egipcios; y el pueblo empezó a temer a Jehová y a poner fe en Jehová” (Éxodo 14:31). Así mismo, la experiencia de Eliseo da fe de que “el ángel de Jehová está acampando todo en derredor de los que le temen, y los libra” (Salmo 34:7; 2 Reyes 6:15-17). La historia moderna de Su pueblo, y probablemente la nuestra propia, confirman que él ciertamente ejerce su poder a favor de quienes le sirven (2 Crónicas 16:9). De este modo constatamos que “en el temor de Jehová hay fuerte confianza” (Proverbios 14:26).

·        Núm. 1: Éxodo 12:37-51
·        Núm. 2: ¿Cuáles son algunos de los acontecimientos que marcarían la presencia de Cristo? (rs pág. 437 párr. 5–pág. 438 párr. 4)
Dan. 7:13, 14: “Con las nubes de los cielos sucedía que venía alguien como un hijo del hombre [Jesucristo]; y al Anciano de Días [Jehová Dios] obtuvo acceso, y lo presentaron cerca, aun delante, de Aquél. Y a él fueron dados gobernación y dignidad y reino, para que los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le sirvieran aun a él.”
1 Tes. 4:15, 16: “Esto es lo que les decimos por palabra de Jehová, que nosotros los vivientes que sobrevivamos hasta la presencia del Señor no precederemos de ninguna manera a los que se han dormido en la muerte; porque el Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los que están muertos en unión con Cristo se levantarán primero.” (Así, los que han de reinar con Cristo serían resucitados para estar con él en el cielo... primero los que hubieran muerto muchos años antes y luego los que murieran después de la vuelta del Señor.)
Mat. 25:31-33: “Cuando el Hijo del hombre llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán juntadas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, pero las cabras a su izquierda.”
2 Tes. 1:7-9: “A ustedes que sufren la tribulación, con alivio juntamente con nosotros al tiempo de la revelación del Señor Jesús desde el cielo con sus poderosos ángeles en fuego llameante, al traer él venganza sobre los que no conocen a Dios y sobre los que no obedecen las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús. Estos mismos sufrirán el castigo judicial de destrucción eterna de delante del Señor y de la gloria de su fuerza.”
Luc. 23:42, 43: “Y siguió diciendo [el malhechor simpatizante clavado en el madero al lado de Jesús]: ‘Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu reino’. Y él le dijo: ‘Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso.’” (Bajo la gobernación de Jesús toda la Tierra se convertirá en un paraíso; se levantará a los muertos que están en la memoria de Dios y se les presentará la oportunidad de disfrutar de vida perfecta en la Tierra para siempre.)
·        Núm. 3: Abner. Quien a hierro mata, a hierro muere (it-1 págs. 28, 29)
ABNER (Padre Es una Lámpara): Hijo de Ner, de la tribu de Benjamín. Primero de Samuel 14:50, 51 dice que Abner era “tío de Saúl”, aunque el idioma hebreo permite aplicar esta frase tanto a Abner como a Ner, su padre. Josefo habla de Abner como el primo de Saúl, y de sus respectivos padres, Ner y Quis, como hermanos. (Antigüedades Judías, libro VI, cap. VI, sec. 6.) Sin embargo, la historia inspirada, registrada en 1 Crónicas 8:33 y 1Cr 9:39, indica que Quis era el hijo de Ner y, por lo tanto, el hermano de Abner. Según esto, Abner sería tío de Saúl. (Véase también el cuadro del artículo ABIEL núm. 1.)
Abner fue el jefe del ejército de Saúl, y sus fuerzas de combate a veces alcanzaron grandes proporciones, hasta más de doscientos mil hombres. (1Sa 15:4.) En ocasiones especiales se sentó al lado del rey en la mesa de los banquetes. (1Sa 20:25.) Aunque no cabe duda de que era un hombre poderoso y valiente, fue reprendido por David, cuando este residía como fugitivo en el desierto de Zif, por no haber protegido debidamente la persona de Saúl, que era su señor y “el ungido de Jehová”. (1Sa 26:14-16.)
Tras la muerte de Saúl en la aplastante derrota que le infligieron los filisteos, Abner se retiró a Mahanaim de Galaad, al otro lado del Jordán, llevando consigo a Is-bóset, el hijo de Saúl. Aunque la tribu de Judá había proclamado rey a David en Hebrón, Abner coronó a Is-bóset como rey rival en Mahanaim. Como obviamente él era el hombre de influencia tras el trono, con el tiempo consiguió que todas las tribus, salvo la de Judá, apoyaran a Is-bóset. (2Sa 2:8-10.)
Llegó el día en que los ejércitos de los dos reyes se encontraron en el estanque de Gabaón, en el territorio de Benjamín, como a una tercera parte del camino entre Hebrón y Mahanaim, para demostrar cuál era el más fuerte. Después de observarse mutuamente los dos ejércitos, Abner propuso un combate entre doce guerreros jóvenes de cada bando. Ambos bandos estaban tan bien equilibrados que murieron los veinticuatro, lo que desencadenó un combate total entre los dos ejércitos. Las fuerzas de Abner perdieron dieciocho hombres por cada soldado de Joab que murió, y se retiraron al desierto. (2Sa 2:12-17, 30, 31.)
El veloz Asahel, hermano de Joab, persiguió a Abner, quien le instó repetidas veces a que fuera tras otro para que no tuviera que matarlo. No obstante, Asahel no hizo caso y Abner terminó por atravesarle el abdomen con el cuento de su lanza. (2Sa 2:18-23.) Ante la petición de Abner, Joab abandonó la persecución a la puesta del Sol y los dos ejércitos emprendieron el regreso a sus respectivas capitales. La gran resistencia de estos hombres puede verse por el hecho de que las fuerzas de Abner marcharon ochenta kilómetros o más, bajando a la cuenca del Jordán, cruzando el río y luego subiendo por el valle del Jordán a las colinas de Galaad hasta llegar a Mahanaim. Después de enterrar a Asahel en Belén (quizás al día siguiente), los hombres de Joab anduvieron más de veintidós kilómetros en una noche a través de las montañas hasta llegar a Hebrón. (2Sa 2:29-32.)
Abner apoyó el decadente régimen de Is-bóset, pero también fortaleció su propia posición pensando quizás en ser rey, puesto que, después de todo, él era el hermano del padre de Saúl. Cuando Is-bóset lo reprendió por tener relaciones con una de las concubinas de Saúl (algo que solo le estaba permitido al heredero del difunto rey), Abner, encolerizado, le anunció su intención de apoyar a David. (2Sa 3:6-11.) Le hizo propuestas a David, presentándose a sí mismo como virtual gobernante de todo Israel con la excepción de Judá. Una vez satisfecha la petición de David de que le fuera devuelta su esposa Mical, Abner habló en privado con los cabezas de las once tribus a fin de fomentar el apoyo a David, el rey nombrado de Jehová. (2Sa 3:12-19.) Más tarde, David le dio una afectuosa acogida en Hebrón, su capital, y aquel mismo día Abner partió para persuadir a todas las tribus de que hicieran un pacto con David. No obstante, cuando Joab regresó de una incursión, denunció a Abner como espía confabulado y después de conseguir que volviera a Hebrón, astutamente “lo condujo aparte, dentro de la puerta, para hablar con él en quietud” y lo mató. (2Sa 3:20-27.)
Muerto Abner, desapareció todo posible apoyo para Is-bóset, a quien al poco tiempo asesinaron unos traidores. Con esto terminó definitivamente la gobernación de la casa de Saúl. (2Sa 4:1-3, 5-12.)
Muchos años después, cuando se acercaba el tiempo de su propia muerte, David recordó la de Abner (así como la de Amasá) y encargó a Salomón la responsabilidad de borrar la mancha por derramamiento de sangre que Joab había echado sobre la casa de David. (1Re 2:1, 5, 6.) Al poco tiempo, Salomón ordenó la ejecución de Joab, el asesino de Abner. (1Re 2:31-34.)
================
Reunión de Servicio
Cántico 100
SOMOS GUERREROS DE JEHOVA

·        15 min. Aproveche bien el Anuario 2014. Análisis con el auditorio. Repase la “Carta del Cuerpo Gobernante”. Pídales a varios publicadores con los que haya hablado de antemano que cuenten algún relato animador que aparezca en el Anuario. Que los presentes comenten aspectos destacados del informe mundial. Para concluir, anime a todos a terminar de leer el Anuario.
Carta del Cuerpo Gobernante
Queridos compañeros domésticos: Nos llena de alegría escribirles al comienzo de este año tan significativo. Antes de que acabe el 2014, se habrá cumplido un siglo desde que nuestro amado Rey Jesucristo empezó a reinar en medio de sus enemigos (Sal. 110:1, 2).

(Salmo 110:1, 2) La expresión de Jehová a mi Señor es: “Siéntate a mi diestra hasta que coloque a tus enemigos como banquillo para tus pies”.  2 La vara de tu fuerza Jehová enviará desde Sión, [diciendo:] “Ve sojuzgando en medio de tus enemigos”.
Durante la reunión anual de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, que tuvo lugar a principios del año de servicio, el Comité de la Traducción del Nuevo Mundo presentó la nueva edición revisada en inglés de la mejor traducción de la Biblia al alcance de la humanidad. Jehová utilizó a sus propios hijos ungidos por espíritu para suministrar la Traducción del Nuevo Mundo original (Rom. 8:15, 16). Este hecho de por sí la convierte en una traducción especial, ¿no les parece?

(Romanos 8:15, 16) Porque ustedes no recibieron un espíritu de esclavitud que ocasione temor de nuevo, sino que recibieron un espíritu de adopción como hijos, espíritu por el cual clamamos: “¡Abba, Padre!”. 16 El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.
Por muchos años, el Comité de Redacción del Cuerpo Gobernante ha hecho de la traducción bíblica su objetivo prioritario. En la actualidad, la Traducción del Nuevo Mundo se publica, total o parcialmente, en 121 idiomas. Los exhortamos a demostrarle a Jehová que aprecian profundamente la Biblia que tienen. Léanla y mediten en ella todos los días; de ese modo, se acercarán más a su Autor, Jehová Dios (Sant. 4:8).

(Santiago 4:8) Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. Límpiense las manos, pecadores, y purifiquen su corazón, indecisos.
Nos apena oír de los sufrimientos por los que pasan nuestros queridísimos hermanos, y comprendemos que a veces les cueste regocijarse con los demás. Por poner un ejemplo, la vida de una familia de Asia se vio trastornada cuando, de repente, la madre quedó paralizada del todo. Los especialistas, desconcertados, no pudieron hacer nada por ella. ¡Qué situación más triste! El esposo ahora tiene que cuidarla las veinticuatro horas del día, y el hijo y las dos hijas dan un buen ejemplo como cristianos al apoyar con cariño a sus padres. Como esta excelente familia, todos ustedes que han superado diversas dificultades pueden sentir el gozo que produce aguantar con entereza las pruebas de fe (Sant. 1:2-4). Seamos ungidos o de las otras ovejas, Jehová nos asegura que en el futuro nos alegraremos de haber soportado las pruebas, pues él nos bendecirá con el don de la vida eterna (Sant. 1:12).

(Santiago 1:2-4) Considérenlo todo gozo, mis hermanos, cuando se encuentren en diversas pruebas, 3 puesto que ustedes saben que esta cualidad probada de su fe obra aguante. 4 Pero que el aguante tenga completa su obra, para que sean completos y sanos en todo respecto, sin tener deficiencia en nada.

(Santiago 1:12) Feliz es el hombre que sigue aguantando la prueba, porque al llegar a ser aprobado recibirá la corona de la vida, que Jehová prometió a los que continúan amándolo.
El año pasado asistieron a la Conmemoración 19.241.252 personas. ¡Qué estimulante es ver a tanta gente honrar a Jehová y a Jesucristo asistiendo a la reunión más importante del año para el pueblo de Dios! Igual de estimulante es saber que en los meses de marzo y abril se elevó un gozoso grito de alabanza al Creador cuando más de dos millones de hermanos fueron precursores auxiliares. Y qué felices nos sentimos de saber que quienes sean precursores auxiliares durante la visita del superintendente de circuito podrán estar presentes durante toda la reunión con los precursores, incluso si la visita no cae en marzo ni en abril. Los que son espiritualmente sabios comprenden lo valioso que es estar ocupados en la predicación y en otras actividades cristianas. Esto es lo que nos ayudará a permanecer firmes e inmovibles y a frustrar los intentos del Diablo por debilitar nuestra fe y desviarnos del camino (1 Cor. 15:58).

(1 Corintios 15:58) Por consiguiente, amados hermanos míos, háganse constantes, inmovibles, siempre teniendo mucho que hacer en la obra del Señor, sabiendo que su labor no es en vano en lo relacionado con [el] Señor.
Asimismo, ha sido muy motivador para todos enterarnos de que en el pasado año de servicio 277.344 personas simbolizaron su dedicación mediante el bautismo y ahora se hallan en el camino de la vida junto a sus hermanos de todo el mundo (Mat. 7:13, 14). Estos nuevos necesitan nuestro apoyo para llegar a estar “estabilizados en la fe” (Col. 2:7). Sigamos animándonos unos a otros a aguantar hasta el fin (Mat. 24:13). La Biblia nos manda: “Hablen confortadoramente a las almas abatidas, den su apoyo a los débiles, tengan gran paciencia para con todos” (1 Tes. 5:14). Por último, sigamos orando incesantemente, diciendo: “Venga tu reino” (1 Tes. 5:17; Mat. 6:10).
Esperamos que disfruten leyendo este Anuario, y les reiteramos el cariño que sentimos por cada uno de ustedes, que aman a Jehová.
(Mateo 7:13, 14) ”Entren por la puerta angosta; porque ancho y espacioso es el camino que conduce a la destrucción, y muchos son los que entran por él; 14 mientras que angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la vida, y pocos son los que la hallan.
(Colosenses 2:7) arraigados y siendo edificados en él y siendo estabilizados en la fe, así como se les enseñó, rebosando de [fe] en acción de gracias.
(Mateo 24:13) Pero el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo.
(1 Tesalonicenses 5:14) Por otra parte, los exhortamos, hermanos: amonesten a los desordenados, hablen confortadoramente a las almas abatidas, den su apoyo a los débiles, tengan gran paciencia para con todos.
(1 Tesalonicenses 5:17) Oren incesantemente.

(Mateo 6:10) Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra.
Sus hermanos, Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová
·        15 min. “Mejore sus habilidades en el ministerio: ayude a su compañero.” Análisis con el auditorio. Presente dos demostraciones en las que un publicador no ayuda a su compañero. Después de cada una, pregunte a los presentes cómo se podría haber manejado mejor la situación.
Por qué es importante. Jesús sabía lo valioso que es predicar con un compañero. Así que cuando mandó a 70 de sus discípulos delante de él a predicar, los envió de dos en dos (Luc. 10:1). Usted puede dar el apoyo necesario si el otro publicador se encuentra en una situación difícil o no está seguro de qué responder a la persona a quien predica (Ecl. 4:9, 10). También puede hablar de su experiencia o dar alguna sugerencia que ayude al otro a ser un evangelizador más hábil (Prov. 27:17). Además, puede animar con su conversación positiva entre puerta y puerta (Filip. 4:8).
(Lucas 10:1) Después de estas cosas el Señor designó a otros setenta y los envió de dos en dos delante de sí a toda ciudad y lugar adonde él mismo iba a ir.
(Eclesiastés 4:9, 10) Mejores son dos que uno, porque tienen buen galardón por su duro trabajo. 10 Pues si uno de ellos cae, el otro puede levantar a su socio. Pero ¿cómo le irá al que está solo y cae cuando no hay otro que lo levante?
(Proverbios 27:17) Con hierro, el hierro mismo se aguza. Así un hombre aguza el rostro de otro.
(Filipenses 4:8) Finalmente, hermanos, cuantas cosas sean verdaderas, cuantas sean de seria consideración, cuantas sean justas, cuantas sean castas, cuantas sean amables, cuantas sean de buena reputación, cualquier virtud que haya y cualquier cosa que haya digna de alabanza, continúen considerando estas cosas.
Cómo hacerlo:
* No se distraiga mientras su compañero esté dando testimonio (Sant. 1:19). Si él lee un versículo, siga la lectura en su propia Biblia. Así le será más fácil prestar ayuda cuando haga falta.
(Santiago 1:19) Sepan esto, mis amados hermanos. Todo hombre tiene que ser presto en cuanto a oír, lento en cuanto a hablar, lento en cuanto a ira;
* Use buen juicio al decidir si debe participar en la conversación y cuándo hacerlo (Prov. 25:11). Si acompaña a un publicador a dirigir un estudio de la Biblia, sin duda le alegrará que usted aporte alguna idea. Por otro lado, su compañero quizá prefiera que lo deje hablar cuando le toque a él predicar en una casa. Claro, si él es un publicador nuevo o no está seguro de cómo responder a una pregunta u objeción, agradecerá que lo ayude. Sea que acompañe a un hermano en la predicación de casa en casa, al hacer revisitas o dirigir estudios bíblicos, no es bueno interrumpir, dominar la conversación ni cambiar de tema.
(Proverbios 25:11) Como manzanas de oro en entalladuras de plata es una palabra hablada al tiempo apropiado para ella.
* Háblele de su propia experiencia. Si en alguna ocasión puede darle a su compañero de predicación una sugerencia que lo ayude a ser más hábil en el ministerio, no se retraiga (Prov. 3:27). En algún momento oportuno podría decirle: “¿Qué te pareció esa conversación?”, “¿Me permites una sugerencia?” o “Cuando ocurre eso, yo trato de...”. Tenga presente que el hermano estará agradecido de que le dé alguna sugerencia, pero podría desanimarse si le señala cada pequeño error.
(Proverbios 3:27) No retengas el bien de aquellos a quienes se les debe, cuando sucede que está en el poder de tu mano hacerlo.
Intente esto durante el mes:
Después de salir con un compañero al ministerio, menciónele qué dijo o hizo que a usted le sirvió de ayuda.
Cántico 45
“ADELANTE”
==========
Atalaya:
¡Alegrémonos por la boda del Cordero!” 
Cántico 109
ALABEMOS AL PRIMOGÉNITO DE JEHOVA
- 1 –
(Revelación 19:6-7) Y oí lo que era como la voz de una gran muchedumbre y como un sonido de muchas aguas y como un sonido de fuertes truenos. Decían: “Alaben a Jah, porque Jehová nuestro Dios, el Todopoderoso, ha empezado a reinar. 7Regocijémonos y llenémonos de gran gozo, y démosle la gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
- 2 –
(Juan 1:29) Al día siguiente contempló a Jesús que venía hacia él, y dijo: “¡Mira, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!
- 3 –
(Salmos 45:8-9) Todas tus prendas de vestir son mirra y palo de áloe [y] casia; desde el magnífico palacio de marfil instrumentos de cuerda mismos te han regocijado. 9Las hijas de reyes están entre tus mujeres preciosas. La regia consorte ha tomado su puesto a tu diestra en oro de Ofir.
(Éxodo 30:23-25) “En cuanto a ti, toma para ti los perfumes más selectos: de mirra en gotas cuajadas quinientas unidades, y de canela aromática la mitad de esa cantidad, doscientas cincuenta unidades, y de cálamo aromático doscientas cincuenta unidades, 24y de casia quinientas unidades, según el siclo del lugar santo, y de aceite de oliva un hin. 25Entonces tienes que hacer de ellos un santo aceite de unción, un ungüento, una mezcla que sea obra de ungüentario. Ha de ser un santo aceite de unción.
- 5 –
(Salmos 45:10-11) Escucha, oh hija, y mira, e inclina tu oído; y olvida tu pueblo y la casa de tu padre. 11Y el rey anhelará tu belleza, porque es tu señor, de modo que inclínate ante él.
(Efesios 5:23-24) porque el esposo es cabeza de su esposa como el Cristo también es cabeza de la congregación, siendo él salvador de [este] cuerpo. 24De hecho, como la congregación está en sujeción al Cristo, así también lo estén las esposas a sus esposos en todo.
(Lucas 12:32) ”No teman, rebaño pequeño, porque su Padre ha aprobado darles el reino.
(Revelación 14:1-4) Y vi, y, ¡miren!, el Cordero de pie sobre el monte Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tienen escritos en sus frentes el nombre de él y el nombre de su Padre. 2Y oí un sonido procedente del cielo como el sonido de muchas aguas y como el sonido de fuerte trueno; y el sonido que oí fue como el de cantantes que se acompañan con el arpa, tocando sus arpas. 3Y están cantando como si fuera una canción nueva delante del trono y delante de las cuatro criaturas vivientes y de los ancianos; y nadie pudo dominar aquella canción sino los ciento cuarenta y cuatro mil, que han sido comprados de la tierra. 4Estos son los que no se contaminaron con mujeres; de hecho, son vírgenes. Estos son los que van siguiendo al Cordero no importa adónde vaya. Estos fueron comprados de entre la humanidad como primicias para Dios y para el Cordero,
(Revelación 21:9) Y vino uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones que estaban llenos de las siete últimas plagas, y habló conmigo y dijo: “Ven acá, te mostraré a la novia, la esposa del Cordero”.
(Juan 14:2-3) En la casa de mi Padre hay muchas moradas. De otra manera, se lo hubiera dicho a ustedes, porque voy a preparar un lugar para ustedes. 3También, si prosigo mi camino y les preparo un lugar, vengo otra vez y los recibiré en casa a mí mismo, para que donde yo estoy también estén ustedes.
- 6 –
(Salmos 45:13) La hija del rey está toda gloriosa dentro [de la casa]; su ropa tiene engastes de oro.
(Romanos 8:15-17) Porque ustedes no recibieron un espíritu de esclavitud que ocasione temor de nuevo, sino que recibieron un espíritu de adopción como hijos, espíritu por el cual clamamos: “¡Abba, Padre!”. 16El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. 17Pues, si somos hijos, también somos herederos: herederos por cierto de Dios, pero coherederos con Cristo, con tal que suframos juntamente para que también seamos glorificados juntamente.
(Colosenses 3:1-4) Sin embargo, si ustedes fueron levantados con el Cristo, sigan buscando las cosas de arriba, donde el Cristo está sentado a la diestra de Dios. 2Mantengan la mente fija en las cosas de arriba, no en las cosas sobre la tierra. 3Porque ustedes murieron, y su vida ha sido escondida con el Cristo en unión con Dios. 4Cuando el Cristo, nuestra vida, sea puesto de manifiesto, entonces ustedes también serán puestos de manifiesto con él en gloria.
- 7 –
(Efesios 5:25-27) Esposos, continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella, 26para santificarla, limpiándola con el baño de agua por medio de la palabra, 27para presentarse él a sí mismo la congregación en su esplendor, sin que tenga mancha, ni arruga, ni ninguna de tales cosas, sino que sea santa y sin tacha.
(2 Corintios 11:2) Porque estoy celoso de ustedes con un celo piadoso, porque yo personalmente los prometí en matrimonio a un solo esposo para presentarlos cual virgen casta al Cristo.
- 8 –
(Salmos 45:13-14) La hija del rey está toda gloriosa dentro [de la casa]; su ropa tiene engastes de oro. 14En ropaje tejido será llevada al rey. Las vírgenes de su séquito como compañeras suyas están siendo introducidas a ti.
(Revelación 21:2) Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como una novia adornada para su esposo.
(Revelación 21:10-11) De modo que me llevó en [el poder del] espíritu a una montaña grande y encumbrada, y me mostró la santa ciudad de Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios, 11y que tenía la gloria de Dios. Su resplandor era semejante a una piedra preciosísima, como piedra de jaspe que brillara con claridad cristalina.
(Revelación 21:18-21) Ahora bien, la estructura del muro era jaspe, y la ciudad era oro puro, semejante a vidrio claro. 19Los fundamentos del muro de la ciudad estaban adornados con toda clase de piedra preciosa: el primer fundamento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, calcedonia; el cuarto, esmeralda; 20el quinto, sardónica; el sexto, sardio; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el nono, topacio; el décimo, crisoprasa; el undécimo, acinto; el duodécimo, amatista. 21También, las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas estaba hecha de una sola perla. Y el camino ancho de la ciudad era oro puro, como vidrio transparente.
- 9 –
(Efesios 5:26-27) para santificarla, limpiándola con el baño de agua por medio de la palabra, 27para presentarse él a sí mismo la congregación en su esplendor, sin que tenga mancha, ni arruga, ni ninguna de tales cosas, sino que sea santa y sin tacha.
(Revelación 19:8) Sí, a ella se le ha concedido estar vestida de lino fino, brillante y limpio, porque el lino fino representa los actos justos de los santos”.
- 10 –
(Revelación 19:7) Regocijémonos y llenémonos de gran gozo, y démosle la gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
(Revelación 19:11-21) Y vi el cielo abierto, y, ¡miren!, un caballo blanco. Y el que iba sentado sobre él se llama Fiel y Verdadero, y juzga y se ocupa en guerrear con justicia. 12Sus ojos son una llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas. Tiene un nombre escrito que nadie conoce sino él mismo, 13y está vestido de una prenda de vestir exterior rociada de sangre, y el nombre con que se le llama es La Palabra de Dios. 14También, los ejércitos que estaban en el cielo le seguían en caballos blancos, y estaban vestidos de lino fino, blanco y limpio. 15Y de su boca sale una aguda espada larga, para que hiera con ella a las naciones, y las pastoreará con vara de hierro. Pisa también el lagar de vino de la cólera de la ira de Dios el Todopoderoso. 16Y sobre su prenda de vestir exterior, aun sobre su muslo, tiene un nombre escrito: Rey de reyes y Señor de señores. 17Vi también a un ángel que estaba de pie en el sol, y clamó con voz fuerte y dijo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: “Vengan acá, sean reunidas a la gran cena de Dios, 18para que coman las carnes de reyes y las carnes de comandantes militares y las carnes de hombres fuertes y las carnes de caballos y de los que van sentados sobre ellos, y las carnes de todos, de libres así como de esclavos y de pequeños y grandes”. 19Y vi a la bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército. 20Y la bestia salvaje fue prendida, y junto con ella el falso profeta que ejecutó delante de ella las señales con las cuales extravió a los que recibieron la marca de la bestia salvaje y a los que rinden adoración a su imagen. Estando todavía vivos, ambos fueron arrojados al lago de fuego que arde con azufre. 21Pero los demás fueron muertos con la espada larga del que iba sentado en el caballo, la [espada] que salía de su boca. Y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.
(Salmos 45:3-4) Cíñete la espada sobre [tu] muslo, oh poderoso, [con] tu dignidad y tu esplendor. 4Y en tu esplendor sigue adelante al éxito; cabalga en la causa de la verdad y la humildad [y] la justicia, y tu diestra te instruirá en cosas inspiradoras de temor.
- 11 –
(Revelación 17:1,5,16-17) Y uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones vino y habló conmigo, y dijo: “Ven, te mostraré el juicio sobre la gran ramera que se sienta sobre muchas aguas, 5Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”. 16Y los diez cuernos que viste, y la bestia salvaje, estos odiarán a la ramera y harán que quede devastada y desnuda, y se comerán sus carnes y la quemarán por completo con fuego. 17Porque Dios puso en sus corazones llevar a cabo Su pensamiento, aun llevar a cabo el solo pensamiento [de ellos] al dar ellos su reino a la bestia salvaje, hasta que se hayan realizado las palabras de Dios.
(Revelación 19:1-2) Después de estas cosas oí lo que era como una voz fuerte de una gran muchedumbre en el cielo. Decían: “¡Alaben a Jah! La salvación y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios, 2porque verdaderos y justos son sus juicios. Porque ha ejecutado juicio sobre la gran ramera que corrompió la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus esclavos de la mano de ella”.
(Revelación 16:14-16) Son, de hecho, expresiones inspiradas por demonios, y ejecutan señales, y salen a los reyes de toda la tierra habitada, para reunirlos a la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso. 15“¡Mira! Vengo como ladrón. Feliz es el que se mantiene despierto y guarda sus prendas de vestir exteriores, para que no ande desnudo y la gente mire su vergüenza.” 16Y los reunieron en el lugar que en hebreo se llama Har–Magedón.
(Revelación 19:19-21) Y vi a la bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército. 20Y la bestia salvaje fue prendida, y junto con ella el falso profeta que ejecutó delante de ella las señales con las cuales extravió a los que recibieron la marca de la bestia salvaje y a los que rinden adoración a su imagen. Estando todavía vivos, ambos fueron arrojados al lago de fuego que arde con azufre. 21Pero los demás fueron muertos con la espada larga del que iba sentado en el caballo, la [espada] que salía de su boca. Y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.
(Revelación 20:1-3) Y vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. 2Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años. 3Y lo arrojó al abismo, y [lo] cerró y [lo] selló sobre él, para que no extraviara más a las naciones hasta que se terminaran los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo.
- 12 –
(1 Tesalonicenses 4:16-17) porque el Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los que están muertos en unión con Cristo se levantarán primero. 17Después nosotros los vivientes que sobrevivamos seremos arrebatados, juntamente con ellos, en nubes al encuentro del Señor en el aire; y así siempre estaremos con [el] Señor.
(Revelación 19:9) Y él me dice: “Escribe: Felices son los invitados a la cena de las bodas del Cordero”. También, me dice: “Estos son los dichos verdaderos de Dios”.
(Lucas 22:18,28-30) porque les digo: De ahora en adelante no volveré a beber del producto de la vid hasta que llegue el reino de Dios”. 28”Sin embargo, ustedes son los que con constancia han continuado conmigo en mis pruebas; 29y yo hago un pacto con ustedes, así como mi Padre ha hecho un pacto conmigo, para un reino, 30para que coman y beban a mi mesa en mi reino, y se sienten sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.
- 13 –
(Revelación 19:6-7) Y oí lo que era como la voz de una gran muchedumbre y como un sonido de muchas aguas y como un sonido de fuertes truenos. Decían: “Alaben a Jah, porque Jehová nuestro Dios, el Todopoderoso, ha empezado a reinar. 7Regocijémonos y llenémonos de gran gozo, y démosle la gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
- 14 –
(Salmos 45:12,14-15) La hija de Tiro también con un regalo… los ricos del pueblo ablandarán tu propio rostro. 14En ropaje tejido será llevada al rey. Las vírgenes de su séquito como compañeras suyas están siendo introducidas a ti. 15Serán traídas con regocijo y gozo; entrarán en el palacio del rey.
(Zacarías 8:23) ”Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: ‘En aquellos días sucederá que diez hombres de todos los lenguajes de las naciones asirán, sí, realmente asirán la falda de un hombre que sea judío, y dirán: “Ciertamente iremos con ustedes, porque hemos oído [que] Dios está con ustedes”’”.
(Salmos 45:12) La hija de Tiro también con un regalo… los ricos del pueblo ablandarán tu propio rostro.
(Daniel 12:3) ”Y los que tengan perspicacia brillarán como el resplandor de la expansión; y los que traigan a los muchos a la justicia, como las estrellas hasta tiempo indefinido, aun para siempre.
- 15 –
(Mateo 24:14) Y estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
(Revelación 22:17) Y el espíritu y la novia siguen diciendo: “¡Ven!”. Y cualquiera que oiga, diga: “¡Ven!”. Y cualquiera que tenga sed, venga; cualquiera que desee, tome gratis el agua de la vida.
(Juan 10:16) ”Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.
- 16 –
(Revelación 7:9,15) Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. 15Por eso están delante del trono de Dios; y le están rindiendo servicio sagrado día y noche en su templo; y El que está sentado en el trono extenderá su tienda sobre ellos.
- 17 –
(Salmos 45:16) En lugar de tus antepasados llegará a haber tus hijos, a quienes nombrarás príncipes en toda la tierra.
(Juan 5:25-29) ”Muy verdaderamente les digo: La hora viene, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que hayan hecho caso vivirán. 26Porque así como el Padre tiene vida en sí mismo, así ha concedido también al Hijo el tener vida en sí mismo. 27Y le ha dado autoridad para hacer juicio, por cuanto es Hijo del hombre. 28No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz 29y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.
(Hebreos 11:35) [Hubo] mujeres [que] recibieron a sus muertos por resurrección; pero otros [hombres] fueron atormentados porque rehusaron aceptar la liberación por algún rescate, con el fin de alcanzar una resurrección mejor.
(Isaías 32:1) ¡Mira! Un rey reinará para justicia misma; y en cuanto a príncipes, gobernarán como príncipes para derecho mismo.
- 18 –
(Juan 3:16) ”Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.
(Isaías 9:6-7) Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; y el regir principesco vendrá a estar sobre su hombro. Y por nombre se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 7De la abundancia del regir principesco y de la paz no habrá fin, sobre el trono de David y sobre su reino a fin de establecerlo firmemente y sustentarlo por medio del derecho y por medio de la justicia, desde ahora en adelante y hasta tiempo indefinido. El mismísimo celo de Jehová de los ejércitos hará esto.
- 19 –
(Salmos 45:1,17) Mi corazón se halla agitado debido a un asunto agradable. Estoy diciendo: “Mis obras son acerca de un rey”. Sea mi lengua el estilo de copista hábil. 17Ciertamente haré mención de tu nombre durante todas las generaciones por venir. Por eso pueblos mismos te elogiarán hasta tiempo indefinido, aun para siempre.
(Revelación 7:17) porque el Cordero, que está en medio del trono, los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida. Y Dios limpiará toda lágrima de los ojos de ellos”.
(Revelación 21:1-4) Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado, y el mar ya no existe. 2Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como una novia adornada para su esposo. 3Con eso, oí una voz fuerte desde el trono decir: “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. 4Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”.

Cántico 100
SOMOS LOS GUERREROS DE JEHOVA 
==========
PFC777